2 3 4 5

¡Hola monitos! Con la mitad de 2020 a nuestras espaldas, ya podemos hablar con convicción de cuáles son las tendencias en diseño gráfico de este año. Recuerda que para ser un gran diseñador, no solo hay que disponer de las herramientas y conocimientos necesarios, sino también “educar al ojo“. ¿Y esto cómo se consigue? Tienes que ver, estudiar, y volver a ver, todas las imágenes que puedas. Por eso no nos extrañaría que hayas visto muchos de estos recursos por ahí… ¡Fíjate bien, porque están por todas partes!

Cada sector es un mundo y, obviamente, cada uno de ellos utiliza un estilo diferente que finalmente hace que se fijen las tendencias en diseño gráfico en su ámbito, ya sea profesional o particular. De cualquiera de las formas, muchos de ellos coinciden y te pueden servir de inspiración para crear algo muy, muy bonito… O tener unas redes sociales de envidia.

La clave del éxito está en el equilibrio: si queremos sumarnos a las tendencias en diseño gráfico 2020, antes deberemos tener una imagen corporativa creada, estudiada y bien marcada, que sirva a nuestros clientes/seguidores para identificarnos.

Realmente muchas de estas tendencias no son novedad, pero sí que es cierto que las modas van cambiando y este año han vuelto muchas de las tipografías, colores y estilos que llevaban en el banquillo bastante tiempo.

Y, antes de entrar en materia… Deberíamos preguntarnos si es bueno que una marca siga las tendencias de estilo que marca la temporada. Claro, podemos pensar que si es algo que “se lleva”, implementarlo en nuestros propios diseños hará que estemos al día. Pero tampoco destacaremos sobre el resto… A no ser que tengamos una imagen corporativa creada, estudiada y bien marcada, que sirva a nuestros clientes/seguidores para identificarnos. La clave está en el equilibrio. Si es así, podemos implementar algunas de estas tendencias en diseño gráfico para poder atraer, incluso, más visitas.

Minimalismo

Menos es más. El minimalismo es una tendencia en diseño gráfico que está en alza desde hace bastante tiempo, y a nadie le sorprende: ya no tenemos logotipos, carteles, imágenes… cargadas de diferentes colores, tipografías y otros elementos que solo consiguen distraer la atención de todos aquellos que lo miran… Por no hablar de que resulta bastante antiestético si no conjuntamos cada una de las partes de forma coordinada.

¡Viva el minimalismo!

Colores tierra

Desde hace algunos meses, la gama de tonos tierra ha ido cogiendo más y más peso: desde naranjas a marrones, pasando por algún que otro ocre clarito. Eso sí: siempre colores que no tengan mucha saturación (los flúor ya no se llevan tanto…), para dar esa sensación de calidez, calma y tranquilidad que no solo se visualiza en las imágenes, sino que también se transfiere al que las visualiza.

Sin lugar a dudas, en cuanto a las tonalidades pastel, ¡nos quedamos con los colores tierra!

Tipografía serif retro

Ya hemos comentado que las modas van y vienen, y lo retro muchas veces puede ser la tendencia más actual. Si bien las tipografías serif siempre son un acierto, las más clásicas que evocan a los años 70′ son todo un must en los diseños actuales. Cuentan con una línea más redondeada y una gran diferencia de tamaño entre sus partes más finas y gruesas, lo que hace que resulten divertidas, frescas y bastante modernas.

Tipografía serif moderna

Sí, las tipografías serif son un acierto. No mentíamos. Y es que si quieres darle un toque más elegante a tus creaciones y seguir las tendencias en diseño gráfico de este año, pero que un aspecto más sofisticado, también puedes optar por esta gama mucho más estilizada. ¡Será todo un acierto y combina con todo tipo de imágenes corporativas!

Líneas y formas abstractas

Aunque algunos siguen tirando de las más que recurrentes salpicaduras de acuarela, la tendencia en diseño gráfico este año son las líneas finas, delicadas, que conformen formas abstractas pero generando una armonía en el conjunto de la imagen. Así nos olvidamos de la técnica de pintura al agua, pero se sigue manteniendo la estética de “hecho a mano” que tanto gusta desde hace algunos años.

Palabra sans repetida

Si las tipografías serif están de moda, la sans no se va a quedar atrás… Pero de una forma muy original: repitiéndose. Hay que crear composiciones duplicando la palabra, algo que resulta, por ejemplo, muy útil en Instagram, ya que no compromete nuestra imagen corporativa porque es algo muy sutil. No solo ayuda a llamar la atención, sino que resulta muy divertida e impactante.

Sombra de las hojas

Vale, esto no es algo que vayamos a ver en ningún logo… Pero sí en la forma de realizar diversas presentaciones. Por ejemplo con catálogos, productos, imágenes para Instagram… Normalmente se añaden después, de forma digital, y no al momento de realizar la fotografía, lo que resulta todavía más práctico. Y además, tampoco compromete nuestra imagen corporativa y la dará un aire fresco a aquellas publicaciones a las que les falte un “toque” especial.

Textos curvos

¡Viva la creatividad! Aunque no sea necesario utilizarlo en un logotipo (muchas marcas sí que se han sumado a esta tendencia de diseño gráfico), podemos emplearlo en recursos puntuales para aportar dinamismo y movimiento a nuestras imágenes. ¡Abajo el aburrimiento y la simplicidad!

Siluetas

Son preciosos, elegantes y discretos. Y podemos encontrarlos en todas y cada una de las redes sociales, empresas y marcas. ¡OJO con hacer un logotipo así solo porque sea tendencia! Tiene que estar justificado. Ahora bien: puedes incluirlo en algún diseño (siempre que no irrumpa en tu identidad corporativa, ya sabes) de lámina, camiseta… Las posibilidades, como siempre decimos, son infinitas.

Animaciones

No hablamos de que tengas que tirarte horas delante de Adobe After Effects creando el vídeo del siglo. Se llevan las animaciones sencillitas que muestres productos o servicios, elementos lineales de diseño… Que simplemente resulten atractivas a la vista. ¡Más fácil no puede ser!


Podéis encontrar todas estas imágenes y muchas más ideas en nuestra cuenta de Pinterest.